Ser madre a pesar del cáncer de mama ¿implica más riesgos?

·

El diagnóstico de cáncer de mama no tiene por qué impedirte ser madre en un futuro3. En todo caso, el embarazo es una decisión que debes evaluar junto a tu equipo médico, que se encargará de evaluar tu caso y los riesgos asociados1

Durante la terapia oncológica, se desaconseja el embarazo, ya que algunos tratamientos implican riesgos para el feto1,2. Por lo general, se recomienda esperar un tiempo prudencial después de finalizar el tratamiento antes de intentar quedarte embarazada3

Por otra parte, algunos tratamientos contra el cáncer de mama pueden afectar negativamente la capacidad para concebir, aunque no de igual modo en todas las mujeres. Factores como la edad, el tipo de fármaco que te pauten y las dosis recibidas, influyen en la posibilidad de una menopausia precoz3

Afortunadamente, en la actualidad existen diferentes métodos destinados a preservar la fertilidad para una futura fecundación in vitro (FIV). Estas son posibilidades que, por lo general, el equipo médico conversa con las pacientes durante la planificación de los tratamientos oncológicos. 

Si estás pensando en quedarte embarazada, consulta con tu especialista para que haga una evaluación de tu caso y pueda aconsejarte y ayudarte. 

¿El embarazo podría incrementar el riesgo de recurrencia del cáncer?

No existen evidencias que demuestren que el embarazo durante o después del diagnóstico y tratamiento del cáncer incremente el riesgo de recurrencia2. Sin embargo, durante mucho tiempo ha prevalecido la preocupación en la comunidad médica en relación al embarazo y el riesgo de recurrencia del cáncer, especialmente en las mujeres con diagnóstico positivo a receptores hormonales de estrógeno (ER).

Una investigación realizada por el Instituto Jules Bordet de Bruselas (Bélgica), evidenció que las mujeres que quedan embarazadas tras un diagnóstico temprano de cáncer de mama -incluso aquellas con antecedentes de enfermedad ER positiva- no presentan mayor probabilidad de recurrencia que aquellas que no quedan embarazadas4,5

En relación al tiempo que debe esperar una paciente para intentar quedarse embarazada, los investigadores a cargo del estudio, admiten que continúa siendo una pregunta difícil de abordar en la práctica clínica5.  En ese sentido, recomiendan considerar el riesgo personal de cada mujer, en especial de aquellas que necesitan terapia hormonal adyuvante4

El parto y la lactancia 

Una investigación del Centro Integral de Cáncer de Lineberger, en la Universidad de Carolina del Norte6 (EEUU), halló que, en las mujeres supervivientes de cáncer de mama, el riesgo de tener un parto prematuro se duplica en comparación con las mujeres que no han tenido cáncer. Esto significa que existe una mayor probabilidad de dar a luz un bebé de bajo peso y antes de las 37 semanas de gestación. 

Si bien el parto prematuro no implica necesariamente que el niño presente problemas de salud en un futuro, los investigadores advierten que es un factor de riesgo a tomar en cuenta en las revisiones prenatales. 

En cuanto a la lactancia, es posible para las mujeres que han superado la enfermedad, siempre y cuando sea segura tanto para la madre como para el bebé. Esto implica que la paciente no esté recibiendo tratamientos como por ejemplo: quimioterapia, terapia hormonal o algún otro medicamento que pueda producir alteraciones en el lactante. 

Si se trata de una paciente que ha sido sometida a una cirugía como la lumpectomía, al conservar parte del tejido y las glándulas mamarias, puede producir leche y alimentar a su bebé. De igual forma ocurre con las mujeres con mastectomía unilateral, quienes pueden amamantar con el pecho que ha sido conservado tras la intervención quirúrgica.

Bibliografía:

  1. ASOCIACIÓN ESPAÑOLA CONTRA EL CÁNCER (AECC). Embarazo y Cáncer de Mama. [en línea] [consulta: abril 2020] Disponible en: https://www.aecc.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/cancer-mama/mas-informacion/embarazo-cancer-mama
  2. SOCIEDAD ESPAÑOLA DE ONCOLOGÍA MÉDICA (SEOM). Recursos. Cáncer de Mama. Calidad de vida. [en línea] [consulta: abril, 2020]. Disponible en: https://seom.org/seomcms/images/stories/recursos/home/2008/triptico2.pdf
  3. GRUPO ESPAÑOL DE INVESTIGACIÓN DE CÁNCER DE MAMA (GEICAM). Cáncer de mama y embarazo. Preservación de la fertilidad. [en línea] [consulta: abril, 2020]. Disponible en: https://www.geicam.org/cancer-de-mama/tengo-cancer-de-mama/cancer-de-mama-y-embarazo
  4. American Society of Clinical Oncology (ASCO). News Releases. Pregnancy After Breast Cancer Does Not Increase Chance of Recurrence [en línea] junio. 2017 [consulta: abril, 2020]. Disponible en: https://www.asco.org/about-asco/press-center/news-releases/pregnancy-after-breast-cancer-does-not-increase-chance
  5. LAMBERTINI, M., KROMAN, N. Safety of Pregnancy Following Breast Cancer According to Estrogen Receptor Status. JNCI: Journal of the National Cancer Institute, Vol. 110, Nº 4, abril de 2018, páginas 426–429 [en línea] [consulta: abril, 2020]. Disponible en: https://academic.oup.com/jnci/article/110/4/426/4565505
  6. DIARIO ENFERMERO. Los nacimientos prematuros, más comunes en madres supervivientes de cáncer [en línea] marzo, 2017 [consulta: abril, 2020]. Disponible en: https://diarioenfermero.es/los-nacimientos-prematuros-mas-comunes-madres-supervivientes-cancer/
  7. COLLI, G. ¿Lactancia después de un cáncer?  Blog Juntos x tu salud. [en línea] mayo, 2018 [consulta: abril, 2020]. Disponible en: https://juntosxtusalud.com/lactancia-despues-de-un-cancer