Después de la cirugía ¿Con qué frecuencia debo acudir a las revisiones médicas?

·

La frecuencia de las revisiones médicas1 después de una cirugía de cáncer de mama dependerá del tipo de cáncer, su avance y el tratamiento que hayas recibido. En todo caso, el seguimiento médico posterior es fundamental, pues tiene varios objetivos para garantizarte una mejor calidad de vida:

  • Diagnosticar posibles recidivas* o la presencia de un segundo tumor.
  • Evaluar y tratar las secuelas y complicaciones derivadas del tratamiento.
  • Ofrecerte información para minimizar los riesgos para salud y apoyarte para que puedas retomar tus actividades diarias de la mejor forma posible.3,4

Tanto si el cáncer es extirpado por completo mediante intervención quirúrgica, como si recibes tratamiento con radioterapia, quimioterapia o terapia hormonal después de la operación, es necesario que acudas puntualmente a tus citas de seguimiento, no solo para verificar que el cáncer está bajo control, sino que también para vigilar y tratar los posibles efectos secundarios.

Ten en cuenta que la mayoría de los tratamientos para el cáncer pueden producir efectos secundarios1 (linfedema, menopausia, osteopenia, sobrepeso…), algunos aparecen a los pocos días o semanas, mientras que otros duran mucho más o pueden presentarse incluso años después.

Intervalo entre revisiones médicas ¿Qué recomienda la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ?

La periodicidad de las consultas médicas y los exámenes a realizar los decidirá tu equipo médico en función de tu caso en particular y del riesgo de recidiva. La guía para el seguimiento de las pacientes sobrevivientes de cáncer de mama de la SEOM, recomienda los siguientes intervalos entre revisiones médicas, según el tipo de riesgo de recaída4:

  • Pacientes de bajo riesgo. Consulta cada 6 meses durante los primeros 5 años. Una vez al año después del 5º año.
  • Pacientes de riesgo intermedio. Revisión cada 4 meses durante los dos primeros años, cada 6 meses entre el 3º y 5º año, y anualmente después del 5º año. 
  • Pacientes de alto riesgo. Visita médica cada 4 meses durante los 5 primeros años. Posteriormente y hasta el 10º año, consultas cada 6 meses. A partir del 11º año acudir a consulta una vez al año.

¿En qué consiste el plan de seguimiento médico?

Revisión médica exhaustiva. En cada consulta, el médico realizará un examen físico que incluirá una exploración mamaria y de los ganglios adyacentes, la revisión de la historia clínica y la realización de pruebas de sangre3,4. Antes de la cita, es aconsejable que prepares una lista con las cuestiones que necesites plantearle al médico: aprovecha la consulta para aclarar tus dudas.

Mamografía. Se recomienda realizar una mamografía una vez al año, de por vida, tanto a las mujeres que han sido sometidas a una cirugía conservadora de la mama como a las que han sido sometidas a una reconstrucción de seno4. En aquellos casos en los que se haya extirpado una de las mamas, la mamografía debe llevarse a cabo en el seno remanente1.

Revisión ginecológica. Esta exploración es de suma importancia y se aconseja realizarla una vez al año, especialmente a las pacientes que reciben tratamiento hormonal, toda vez que este tipo de terapia puede aumentar el riesgo de cáncer de útero1. Se recomienda consultar al médico ante la presencia de cualquier sangrado inusual.

Control de la salud ósea. Aquellas pacientes que reciben tratamiento hormonal o que han presentado una menopausia inducida como consecuencia del tratamiento para el cáncer, pueden experimentar una disminución más acelerada de la densidad ósea y, en consecuencia, tener un mayor riesgo de fracturas. En estos casos, el profesional sanitario puede considerar realizar pruebas como la densitometría ósea.

Pruebas que puede solicitar el médico.  Lasbiopsias, Rayos X de tórax, tomografías, ecografía abdominal y resonancia magnética, no forman parte del seguimiento de rutina, sin embargo, si durante la exploración médica o en las analíticas el profesional sanitario encuentra indicios de una posible recaída, podría solicitarlas.

Sigue al pie de la letra los controles médicos y ante cualquier síntoma inusual, no dejes de consultar al profesional sanitario.


*La recidiva es la reaparición del tumor maligno tras un periodo más o menos largo de ausencia de enfermedad.


Referencias consultadas:

  1. CANCER.ORG Cuidados de seguimiento después del tratamiento del cáncer de seno [en línea] octubre, 2019 [consulta: enero 2020] Disponible en: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-seno/la-vida-como-una-sobreviviente-de-cancer-de-seno/seguimiento-despues-del-tratamiento-del-cancer-de-seno.html
  2. ASOCIACIÓN ESPAÑOLA CONTRA EL CÁNCER (AECC). Seguimiento y revisiones después del cáncer de mama. [en línea]Todo sobre el cáncer 2018 [consulta: enero, 2020]. Disponible en: https://www.aecc.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/cancer-mama/seguimiento-revisiones-despues-cancer-mama
  3. HOSPITAL UNIVERSITARIO RAMÓN Y CAJAL. Protocolo de cáncer de mama. Unidad de Patología Mamaria, 2013 [en línea] página 95, 96 [consulta: enero, 2020]. https://seoq.org/docs/protocolo_cancer_mama_huryc.pdf
  4. SOCIEDAD ESPAÑOLA DE ONCOLOGÍA MÉDICA (SEOM). Recomendaciones para el seguimiento de las mujeres supervivientes de Cáncer de Mama. Páginas 18, 23, 26 2017[consulta: enero, 2020]. http://www.semg.es/images/stories/recursos/2017/documentos/Recomendaciones_mujeres_supervivientes_ca_mama.pdf