Cómo afrontar otras afecciones de salud además del Linfoma no Hodgkin

Cómo afrontar otras afecciones de salud además del Linfoma no Hodgkin

En ocasiones, los pacientes diagnosticados con Linfoma no Hodgkin pueden tener otros problemas previos de salud, en especial, aquellos mayores de 65 años. En estos casos, el estado general del paciente podría empeorar y las opciones de tratamiento para el linfoma podrían verse limitadas

Las otras afecciones de salud que aquejan un paciente diagnosticado de cáncer se denominan comorbilidades y son evaluadas por el personal sanitario mediante la historia clínica, para determinar su gravedad antes de iniciar el tratamiento para el cáncer

Aunque el impacto de recibir el diagnóstico de cáncer podría ocupar toda tu atención, no descuides esa otra enfermedad que te afecta, pues, aunque ahora puede parecer que el linfoma es más importante, tu estado de salud general es un factor que influye en el éxito del tratamiento oncológico.

Considerar los riesgos del tratamiento 

Los problemas cardiovasculares, la diabetes o la enfermedad pulmonar pueden incrementar el riesgo de efectos secundarios en los tratamientos para el cáncer y requerir tiempos de recuperación más largos, especialmente en adultos de edad avanzada

Antes de iniciar el tratamiento, el equipo médico evaluará tu caso en particular, los medicamentos que tomas habitualmente y tu estado de salud en general. Entre los riesgos a valorar1 están: 

  • Reacciones entre los medicamentos que tomas habitualmente y los fármacos para tratar el cáncer. 
  • Deterioro en la enfermedad existente como consecuencia del cáncer o el tratamiento.
  • Posibilidad de que el tratamiento del cáncer pueda verse interrumpido o cambiado por otras alternativas quizá menos intensas. 
  • Recuperación del tratamiento del cáncer más lenta.

Consejos para gestionar otras enfermedades durante un proceso de cáncer 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las principales enfermedades crónicas en el mundo -aparte del cáncer- son las cardiovasculares, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes4. Si padeces alguna de estas afecciones, esta información te ayudará a gestionarla mejor durante el tratamiento del linfoma

Enfermedad cardiaca

 Algunos tratamientos para el cáncer pueden empeorar los problemas asociados a las enfermedades cardiovasculares (hipertensión, insuficiencia cardiaca o arritmias) o aumentar el riesgo de insuficiencia cardíaca congestiva1. Por ello, es indispensable el control periódico de la función cardíaca y la presión arterial.

Un estudio publicado en la revista médica JAMA Internal Medicine, evidenció que los supervivientes a otros tipos de linfoma, como el de Hodgkin, tienen un mayor riesgo de enfermedades como patología coronaria, valvulopatías e infarto, probablemente como consecuencia de la radioterapia y la quimioterapia2

En todo caso, es recomendable que el paciente tenga un seguimiento con un equipo multidisciplinar compuesto de cardiólogos, oncólogos y hematólogos. Además, es de suma importancia llevar un estilo de vida cardiosaludable, ya que está demostrado que puede reducir los efectos secundarios que los tratamientos oncológicos pueden tener sobre el corazón3.    

Diabetes

Si sufres de diabetes, no debes descuidar el control de tus niveles de glucosa en sangre y estar especialmente atento mientras dure el tratamiento del linfoma. Algunos fármacos que se utilizan en la quimioterapia y ciertos medicamentos que se recetan para paliar los efectos secundarios del tratamiento, pueden incrementar los niveles de azúcar en la sangre1

El tratamiento y control de la diabetes debe continuar bajo criterio y vigilancia médica. Un estudio publicado en la revista médica Journal Hematology, sugiere que la diabetes tiene un impacto potencialmente perjudicial en el riesgo de linfoma no Hodgkin. En tal sentido, el trabajo científico recomienda a los profesionales de la salud no solo centrarse en el tratamiento del cáncer en los pacientes que presentan ambas enfermedades, sino enfocarse también en el tratamiento de la diabetes5

Por otra parte, la falta de actividad física, la ansiedad, así como las náuseas y los vómitos, también podrían incidir en el nivel de azúcar en tu sangre. Sigue al pie de la letra los consejos médicos y haz un registro minucioso de tus niveles de azúcar en sangre, para que puedas llevarlos a la consulta. 

Enfermedad pulmonar 

Si eres un paciente con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o asma, es importante que lo hagas saber a tu equipo médico, pues algunos fármacos utilizados para tratar el cáncer pueden afectar la función pulmonar.

En todos los casos, es muy importante que hables con el profesional sanitario sobre la enfermedad que te afecta y le lleves tus informes médicos. Igualmente, recuerda llevar un listado de los medicamentos que tomas, pues algunos podrían producir reacciones adversas al ser combinados con los fármacos para tratar el cáncer

Es importante seguir las recomendaciones médicas para llevar una alimentación equilibrada, ejercicio físico y un estilo de vida saludable: todo ello te ayudará a tener una mejor calidad de vida.  

Referencias consultadas:

  1. AMERICAN CANCER SOCIETY. Cuando el cáncer no es su única preocupación de salud. [en línea] abril, 2016 [consulta: mayo 2020 ] Disponible en: https://www.cancer.net/es/desplazarse-por-atenci%C3%B3n-del-c%C3%A1ncer/para-adultos-mayores/cuando-el-c%C3%A1ncer-no-es-su-%C3%BAnica-preocupaci%C3%B3n-de-salud
  2. SOCIEDAD ESPAÑOLA DE HEMATOLOGÍA Y HEMOTERAPIA (SEHH). Actualidad. Los supervivientes a un linfoma de Hodgkin tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. [en línea] abril, 2016 [consulta: mayo 2020 ] Disponible en: https://www.sehh.es/noticias/323-noticias/3059-supervivientes-linfoma-hodgkin-tienen-mayor-riesgo-enfermedad-cardiovascular
  3. FUNDACIÓN ESPAÑOLA DEL CORAZÓN.  Quimioterapia y corazón, ¿cómo se relacionan? revista Salud y Corazón Nº 118  [en línea] junio, 2016 [consulta: mayo 2020 ] Disponible en: https://fundaciondelcorazon.com/corazon-facil/blog-impulso-vital/2860-quimioterapia-y-corazon-icomo-se-relacionan.html
  4. ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS). Enfermedades no transmisible. [en línea] Junio, 2016 [consulta: mayo 2020 ] Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/noncommunicable-diseases
  5. JIAN XU Y; TINGTING WANG Association of diabetes mellitus with non-Hodgkin lymphoma risk: a meta-analysis of cohort studies. Journal Hematology (Revista oficial de la Sociedad Internacional de Hematología) Volumen 24, 2019 – Número 1. Pág. 527-532 [en línea] julio, 2019 [consulta: mayo 2020 ] Disponible en: https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/16078454.2019.1636485
También te puede interesar